Acné por mascarilla o maskné: ¿cómo prevenirlo?

 



 

En el último año y medio, la mascarilla se ha transformado en un objeto indispensable de nuestra vida cotidiana, al ser una de las mejores formas de prevenir el contagio por Covid-19. Sin embargo, el contacto prolongado que hay entre la mascarilla y la piel del rostro ha traído molestias para muchas personas, ocasionando el llamado “maskné”.

 

Se le llama maskné o acné por mascarilla a la aparición de granos, espinillas, puntos negros o manchas rojas que afectan la zona del rostro que abarca el cubrebocas. La principal razón es el bloqueo de los poros, puesto que no se oxigenan como antes. Además, bajo la mascarilla aumenta la temperatura, lo que genera un ambiente de constante humedad, que produce más sudoración y sebo de lo habitual. Otros factores que empeoran esta situación son el estrés o una mala alimentación.

 

Como el uso de la mascarilla sigue siendo vital para cuidarnos, hay algunas acciones que puedes realizar para prevenir el maské. A continuación te compartimos algunas:

 

-        Ser constante en tus rutinas de skincare (o comenzar una, si es que aú no lo haces). Una piel limpia, hidratada y protegida de la radiación solar, está menos propensa al desarrollo de este acné.

-        No uses tu mascarilla por más de 4 horas seguidas, de este modo reducirás la exposición al sudor y humedad continua (además, luego de este tiempo pierden su efectividad como barrera protectora contra el virus). Tampoco la vuelvas a utilizar si ésta quedó sucia o se encuentra mojada.

-        Un método para cuidar la piel y ayudar a disminuir la presencia de acné en el rostro es el uso de vitamina B3 tópica, que encuentras en algunos alimentos y en serums o cremas (como las que tenemos en Sabia Cosmética).

-        Evita el uso de productos cosméticos grasos, exfoliantes agresivos y maquillaje oleoso.

-        En casos con signos o síntomas severos, es recomendable acudir a un especialista en piel.

 

Y si estás buscando evaluar los cuidados que das a tu piel, te dejamos algunas sencillas preguntas que te van a revelar cómo lo estás haciendo.

 

·       Todas las noches limpio la piel de mi rostro, me haya maquillado o no.  

Sí / No

 

·       Cuando me aparecen espinillas dejo que se sequen de manera natural y no las reviento.

Sí / No

 

·       Luego de aplicar el agua miscelar, siempre lavo mi rostro.

Sí / No

 

·       Sé identificar mi tipo de piel y utilizo productos indicados para ella.

Sí / No

 

·       Utilizo protector solar todo el año y no sólo en verano.

Sí / No

 

Si obtuviste una mayoría de respuestas “Sí”, ¡felicidades!, eres una conocedora sobre skincare y estás entregándole a tu rostro los cuidados que requiere.

 

Si obtuviste una mayoría de respuestas “No”, puede ser que no estés dando los cuidados que tu piel necesita; por eso te invitamos a leer todas nuestras columnas para que conozcas algunos datos para mejorar en este aspecto.

 

 

 

 

 

 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Tipos de piel: ¿Sabes cuál es el tuyo?

ROSÁCEA Y PIEL SENSIBLE, ¿CÓMO IDENTIFICARLAS?

Skincare para principiantes: aprende a cuidar tu piel en 4 pasos