ROSÁCEA Y PIEL SENSIBLE, ¿CÓMO IDENTIFICARLAS?

 


ROSÁCEA Y PIEL SENSIBLE, ¿CÓMO IDENTIFICARLAS?

¿Qué es la rosácea? ¿Es lo mismo que la piel sensible? ¿Cómo identifico cada una? Estas son preguntas frecuentes que ustedes suelen hacernos en nuestras redes o cuando nos encontramos en vivo y en directo en ferias; por eso, para esta primavera hemos querido abordar estos temas en nuestro #SABIAblog.

ROSÁCEA

La rosácea es una patología común de la piel que produce enrojecimiento y vasodilatación visible en el rostro. La rosácea puede distribuirse de manera simétrica, pero generalmente causa enrojecimiento en la zona central y en la zona de las mejillas, porque los pequeños vasos sanguíneos de la nariz y las mejillas se hinchan y se hacen visibles. En ciertos casos puede confundirse con el acné porque produce pequeñas protuberancias rojas, que a veces contienen pus.

Cualquier persona puede desarrollar rosácea, pero es más común en mujeres y en personas de pieles claras. Se manifiesta principalmente entre los 30 y 50 años, aunque también puede afectar a menores de esa edad. 

La rosácea es una patología crónica que no tiene cura, pero el tratamiento puede controlar y reducir los signos y síntomas, los que pueden aparecer durante semanas o meses y luego desaparecer por un tiempo. Las causas son desconocidas, pero podrían deberse a una combinación de factores hereditarios y ambientales. ¡Ojo! Que la rosácea no es causada por una mala higiene.

Algunos factores desencadenantes de brotes pueden ser: bebidas calientes; comidas picantes; bebidas alcohólicas; exposición a emperaturas extremas, a la luz del sol o el viento; estrés; medicamentos que dilatan los vasos sanguíneos; productos cosméticos diversos, entre otros.

Si notas síntomas de la rosácea es importante que evites los factores antes mencionados (los que puedas evitar), además de no utilizar maquillaje oleoso y preferir un protector solar en gel. Por otra parte, son altamente recomendados los drenajes linfáticos y las mascarillas descongestivas e hidratantes. Ambas opciones disponibles en SABIA.

PIEL SENSIBLE

A diferencia de la rosácea, la piel sensible no es una patología ni un biotipo cutáneo (ya hablamos de este tema unas columnas atrás), es un estado de la piel. Por lo mismo, puede presentarse en cualquier tipo de piel: seca, grasa o mixta que reacciona de manera excesiva a un factor externo o interno, que generalmente es bien tolerado por una piel normal.

Para cuidar una piel sensible te recomendamos utilizar cosméticos hipoalergénicos y no comedogénicos; proteger e hidratar tu rostro con productos sin parabenos ni alcohol; evitar la exposicion prolongada al sol y ¡usar siempre protectos solar!

Y para cerrar esta columna, como ya se ha hecho costmbre, les dejamos un jueguito para que se entretengan. Con esta sopa de letras les adelantamos de los activos que se vienen junto al lanzamiento de nuestra nueva línea para pieles sensibles SABIA.

Encuentra los 6 activos y envíanos tu respuesta a nuestro Instagram @sabia.cosmetica, ¡que tendremos premios para quienes acierten!



Comentarios

Entradas más populares de este blog

Tipos de piel: ¿Sabes cuál es el tuyo?

Skincare para principiantes: aprende a cuidar tu piel en 4 pasos