Tipos de piel: ¿Sabes cuál es el tuyo?





Tipos de piel: ¿sabes cuál es el tuyo?

 

La piel es un órgano vivo cuya importancia radica no sólo en ser uno de los elementos más distintivos a nivel físico que nos caracteriza como individuos, sino porque las capas dérmicas (epidermis, dermis e hipodermis) son la primera barrera mediadora entre el exterior y el interior de nuestro cuerpo.

 

Por ello es que hoy hablaremos de los “biotipos cutáneos”, término que se utiliza para designar a los distintos tipos de piel, de acuerdo a la proporción de agua y de aceite presentes en ella. Así, son distinguibles cuatro principales biotipos cutáneos cuyas características te contaremos a continuación, para que sepas identificar el tuyo y le des los cuidados que cada uno requiere. 

 

Piel normal o eudérmica

Es aquella que presenta una hidratación y humectación en proporciones adecuadas. Su superficie es suave al tacto, es flexible y tiene aspecto luminoso, sin llegar a formar un brillo aceitoso. Es difícil que desarrolle espinillas u otras impurezas características en otros biotipos cutáneos.

 

Para cuidarla, este tipo de piel requiere mantener el equilibrio natural con una rutina de cuidados básica (como la que ya te contamos en columnas anteriores) y evitar exponerse a jabones con pHs muy altos, a una humedad continua o a temperaturas extremas (tanto del agua como del aire).

 

Piel Grasa

Este tipo de piel se caracteriza por presentar una textura gruesa y granulosa; orificios pilosebáseos dilatados y visibles; aspecto lustroso; secreción sebácea y sudorípara aumentada; tendencia a formar comedones y pocas arrugas. Requiere de cuidados constantes, con productos específicos para ella, pues es proclive a generar espinillas. Sin embargo, es importante destacar que este biotipo es el que más lento envejece, ya que su capa de grasa la protege de las inclemencias ambientales.

 

Esta piel es altamente sensible a los hábitos de la persona, por ello la ansiedad, el sedentarimo y/o una mala alimentación pueden provocar la secreción excesiva de oleosidad. Para cuidarla, se recomienda tener una rutina constante que incluya limpiezas periódicas profundas y sólo el uso de productos cosméticos indicados para este biotipo cutáneo.

 

Piel Seca

A diferencia de la anterior, esta piel se caracteriza por presentar un espesor disminuido; orificios pilosebáseos poco visibles; aspecto opaco y descamado con arrugas finas; pocos comedones y secreciones disminuidas. La falta de retención de humedad puede darse por diversos factores: una mala alimentación o exposición a temperaturas extremas (baja humedad, viento, etc). La exposición constante a agua caliente también puede ser un factor clave en la piel seca.

 

Para cuidar este tipo de piel es necesario contar con una rutina de skincare centrada en la hidratación, por ejemplo: una crema hidratante para piel seca durante el día y una crema con alto contenido graso por la noche.

 

Piel mixta

Como lo dice su nombre, este biotipo se caracteriza por ser grasa principalmente en la “zona de T” (frente, nariz y mentón) y seca en mejillas y contornos del rostro. La piel mixta puede ser un poco compleja de tratar pues presenta segmentos cutáneos con distintas necesidades, lo importante es identificar las zonas y utilizar productos específicos para este tipo de piel.


¿Necesitas ayuda para identificar tu piel?

 A continuación te dejamos un simple test de cuatro preguntas que te ayudarán a detectar la tuya si aún no te sientes segura.


1.      1.-Tu piel luce constantemente…

a)      A)Brillante y con los poros dilatados.

b)    B)  Brillante en zonas como la barbilla o la nariz.

c)       C)Opaca y con arrugas finas.

d)      D)Luminosa y suave.

 

2.     2.- ¿Son habituales las imperfecciones o los brotes de acné en tu rostro?

a)      A)Sí, la verdad que no consigo evitarlo.

b)    B)  De vez en cuando, sobre todo en épocas de mayor ajetreo o estrés.

c)     C)  Brotes de acné no, pero sí descamaciones y arrugas en mi piel.

d)     D) No, tengo suerte con ello.

 

3.     3.- Si pudieras pedir un deseo...

a)     A) Optaría por eliminar los brillos constantes.

b)     B) Buscaría la clave para unificar las zonas de mi rostro.

c)     C)  Elegiría acabar con la sensación áspera de mi piel.

d)      D)Mantener la hidratación de mi piel.

 

4.      4.-Un par de horas después de lavar e hidratar tu cara, ¿cómo la notas?

a)      A)Muy brillante.

b)     B) Seca y áspera, como si no hubiera aplicado la crema.

c)       C)Normal, quizás hay zonas más hidratadas que otras.

d)     D) Suave y sin brillo.

 

Si respondiste mayoría de A, problemente tu piel sea grasa. Si respondiste mayoría de B, tienes piel mixta. Si respondiste mayoría de C, tu piel es seca. Y, si respondiste mayoría de D, tu piel es normal o eudérmica.

 

 

 


Comentarios

Entradas más populares de este blog

ROSÁCEA Y PIEL SENSIBLE, ¿CÓMO IDENTIFICARLAS?

Skincare para principiantes: aprende a cuidar tu piel en 4 pasos