Skincare para principiantes: aprende a cuidar tu piel en 4 pasos

 



 

Comenzar una rutina para cuidar tu piel puede ser abrumador si eres principiante, sobre todo por la cantidad de información disponible en las diversas plataformas digitales y la variedad de productos cosméticos para todo tipo de pieles y edades.

 

Por eso, hoy te compartimos una rutina muy básica para iniciarte en el camino del skincare. Lo importante es que tu motivación para comenzar a cuidar tu rostro no sea tener una piel “perfecta”, pues eso realmente no existe; sino que tener una piel sana.

 

También debes considerar que estos pasos debes seguirlos diariamente para obtener resultados óptimos y que es necesario hacerlo tanto de día como de noche. Pero no te asustes, porque son sólo 4 pasos que no te tomarán más de 10 minutos. Ojo, que esta rutina es apta para todo tipo de piel, sólo debes asegurarte de buscar los productos apropiados para la tuya.

 

RUTINA DE DÍA

1.      Limpiar: Este es el primer paso de cualquier rutina de skincare (y si aún no sigues una, igual deberías hacerlo a diario), porque con ello retiras las impurezas que pudieron haberse acumulado durante la noche. ¿Cómo hacerlo? Lava tu cara con agua tibia o fría y un jabón para rostro. Tip extra: ten una toalla exclusiva para secar tu cara.

2.      Tonificar: Este paso es muy importante, ya que este producto nos ayuda a balancear el pH de nuestra piel, lo que hará que ella reciba de mejor manera los productos que aplicarás en los pasos siguientes. Tip extra: Aplica directamente a tu rostro con un difusor, así evitas generar residuos como pétalos de algodón.

3.      Hidratar: Este paso nunca lo omitas, no importa si tu piel es mixta, grasa o seca; de hecho, si tienes la piel grasa el no hidratarla sólo hará que tu cuerpo genere más oleosidad, sólo tienes que encontrar el producto ideal para ti. ¡Y no, no puede ser tu crema para cuerpo! Tip extra: No olvides hidratar tus labios con un bálsamo labial. 

4.      Proteger: Ya hablamos de la importancia del uso de bloqueador solar en este blog, pero no está demás mencionar que este paso debe realizarse todo el año y de manera diaria. Luego de esto, tu piel está lista para que puedas aplicar maquillaje, si es que usas.

 

RUTINA DE NOCHE

1.      Limpiar: Al igual que en la mañana, es importante realizar este paso antes de acostarnos para eliminar las impurezas con las que entramos en contacto durante la jornada. Si te maquillas, debes retirar el maquillaje primero y luego realizar la limpieza de la misma manera que en tu rutina AM.

2.      Tonificar: Este paso también se realiza de la misma manera que en la rutina de día ¡y no, no puedes saltártelo en la noche!

3.      Tratar: A diferencia del día, donde necesitamos proteger nuestro rostro de los agentes externos con un protector solar, en este punto de la rutina puedes agregar un producto específico para tratar tu rostro y darle las vitaminas u otras sustancias que puedan hacerle falta. Aquí puedes aplicar un serum y/o contorno de ojos, por ejemplo.

4.      Hidratar: Para cerrar tu rutina básica de noche, nunca dejes de hidratar tu piel. Recuerda que existen productos específicos para el día y la noche, así que pon atención en ello.

 

Y tú, ¿te animas a cuidar tu piel con esta rutina básica? ¿Qué otros pasos agregarías?

 

 

 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Tipos de piel: ¿Sabes cuál es el tuyo?

ROSÁCEA Y PIEL SENSIBLE, ¿CÓMO IDENTIFICARLAS?