Mitos en la piel: ¿por qué es importante desmaquillarse antes de dormir?

A quién no le ha pasado que llega el final de un largo día y desmaquillarse -o limpiar el rostro- es lo que menos queremos hacer, ¿verdad? Sin embargo, no hacerlo es perjudicial para la salud de nuestra piel y con el paso del tiempo acabará trayendo consecuencias innecesarias en tu rostro, por eso en este post te contamos por qué es importante desmaquillarse antes de acostarse.

Una de las razones principales es que, si no lo hacemos, los poros se obstruyen (o tapan), lo que impide la renovación del cutis que se da mientras dormimos. Como consecuencia, pueden comenzar a aparecer molestos granitos, puntos negros y líneas de expresión.

Además, está comprobado que otro de los resultados de no limpiar nuestro rostro diariamente es el envejecimiento prematuro de la piel, pues se produce una pérdida de la elasticidad e, incluso, de la hidratación. También este mal hábito podría producir la aparición de manchas en la piel.

Lo que sucede es que durante la noche -o más bien al dormir-, la piel del rostro, al igual que el resto de nuestro cuerpo, realiza funciones que le permiten nutrirse y oxigenarse. Si no retiramos el maquillaje o limpiamos nuestra piel de la contaminación, el sudor y otros agentes con los que estamos en contacto durante el día, estas funciones no pueden realizarse, trayendo las consecuencias que ya te mencionaba.

¿Cómo desmaquillarse correctamente?

1.     Utiliza algún producto -como el desmaquillante bifásico de Sabia- para eliminar el maquillaje.

2.     Después de desmaquillar, siempre debes lavar tu cara con agua y con jabón para rostro -como la leche de limpieza Aloe Milk de Sabia-. Procura hacerlo con agua fría, ya que el agua caliente pude causar sequedad.

3.     Luego aplica un tónico facial, para sellar los poros y refrescar la piel.

4.     No olvides terminar tu rutina de limpieza aplicando un sérum o una crema hidratante de tratamiento nocturno (¡mejor si son ambos!).

Y tú, ¿limpias tu rostro cada noche?



Comentarios

Entradas más populares de este blog

Tipos de piel: ¿Sabes cuál es el tuyo?

ROSÁCEA Y PIEL SENSIBLE, ¿CÓMO IDENTIFICARLAS?

Skincare para principiantes: aprende a cuidar tu piel en 4 pasos